Amazon, compras por internet y cintas de video

Amazon, compras por internet y cintas de video

Parafraseando a una de las mejores películas del director norteamericano Woody Allen, “Sexo, mentiras y cintas de video” vamos a intentar poner un poco de orden lógico a muchos de los tópicos que escuchamos, leemos y repetimos demasiado a menudo en el ámbito de las compras. Y muchos giran entorno a Amazon. Lo llamaremos “Amazon compras por internet y cintas de video”.

Antes de nada, cabe decir que Amazon ha conseguido convertirse en un referente total a la hora, ya no de realizar compras online, sino a la hora de realizar compras. Y punto.

Poco importa ya que a 100 metros de mi casa tenga una tienda donde pueda comprar el producto que necesito, directamente lo compro en Amazon y me olvido. La bastísima cantidad de referencias (Prácticamente todo lo imaginable) y la comodidad de su servicio hacen irresistible no dejarse llevar.

Pero, hay muchos factores que no tenemos en cuenta a la hora de hacer ese último click que hará que en unas horas tengamos ese producto en la puerta de nuestra casa. ¿Nos paramos un momento a enumerarlos? Después seguiremos con lo nuestro, pero al menos lo dejamos encima de la mesa.

En internet es mas barato…pero no solo existe amazon

En muchas ocasiones es cierto que las compras por internet nos ofrecen un ahorro respecto a alguna tienda física (No siempre, es cuestión de buscar…). Pero “INTERNET” no es sólo Amazon. Existen miles de tiendas que venden los mismos productos que Amazon y, en muchos casos, a un precio sustancialmente inferior. Pero el secreto de Amazon es que YA no buscamos.

Pongamos algún ejemplo:

Vestido Altaïr de Desigual en Amazon. Precio más bajo 48.97 € + Envío. VER

Vestido Altaïr de Desigual en MarengoStyle (Tienda online de Pontevedra). Precio: 47.97 Gastos de Envío incluidos. VER

Es sólo un ejemplo. Por supuesto hay muchísimos más, sólo es cuestión de indagar un poco más en el maremagnum de comercios online existentes. Y, a tenor de las ingente cantidad de búsquedas en Google de “Amazon compras por internet”, una gran mayoría de personas ya nos siguen aquella máxima de “Busque, compare y si encuentra algo mejor cómprelo”.

Si todos compramos en amazon…sólo podremos comprar en amazon

Es algo que cae por su propio peso, pero hay que comentarlo. Si TODO lo compramos en el mismo sitio, el resto de la oferta desaparece. Este podría ser uno de los pilares del capitalismo “salvaje”, pero implica mucho más de lo que parece.

Nuestro poder como consumidores es altísimo. Podemos encumbrar a una empresa y, de rebote, hundir al resto, con el simple gesto de realizar una compra. Pero si propiciamos que solamente quede, a la larga, una empresa en el mercado…estaremos acabando con miles de puestos de trabajo.

Por contra, si diversificamos nuestras compras y, además, lo hacemos en tiendas de proximidad, estaremos manteniendo y propiciando la creación de puestos de trabajo en nuestra comunidad. Y a la larga, ese trabajo nos beneficia a nosotros, a nuestros hijos, etc…

Aunque no haga falta decirlo, por más grande que se haga Amazon, no todo el mundo podrá trabajar en Amazon…

El factor trabajo es uno de los puntos más importantes en el auge del comercio electrónico. A priori, las transacciones a través de la red nos permiten ahorrar tiempo, acceder a infinidad de productos desde cualquier punto geográfico y un largo etcétera que, sin duda, supone una revolución. Pero este auge está provocando una atomización de las empresas comerciales. Es decir, las empresas de ventas cada vez son menos, más grandes, pero menos.

Si añadimos a esto que son las pymes, microempresas y autónomos aquellos que generan la mayor parte del trabajo en España (Según las últimas encuestas cerca del 87%) podemos asegurar que, por muy grandes que sean estas empresas, no podrán absorver la masa de trabajadores de la población española.

Sin entrar en detalles también acerca de los problemas de desigualdad social que esto provoca…

La “realidad” de Amazon para muchos pequeños comercios

Para arrojar un poco más de luz al respecto, os dejamos un enlace en el Blog de Jordi Ordoñez, Consultor eCommerce, donde nos explican algunas de las “verdades” de Amazon que no quieren que sepan los vendedores que se lanzan en sus brazos pensando que va a ser la solución a sus ventas. Nada más lejos de la realidad.

Lo que no te cuentan sobre vender en Amazon, por Álvaro Pérez

Especialmente interesantes son los comentarios en el post de muchos vendedores que han pasado por Amazon y que finalmente han decidido abandonar al gigante norteamericano del comercio electrónico.

Por motivos como estos, entre muchos otros, es importante comprar en Galicia si queremos mantener un futuro sostenible para todos. Porque cada compra en Galicia repercute en la economía local y eso repercute en nosotros. En Amazon compras por internet, pero no siempre en las mejores condiciones.

Las ventas de Amazon en Galicia

Muchos de nosotros, habituados a pasear por las calles de las diferentes ciudades de Galicia, hemos podido comprobar la inmensa cantidad de packaging (Cajas) de Amazon Prime que se encuentran junto a los contenedores. Sintomático ¿Verdad?.

No existen cifras oficiales acerca del volumen de negocio que amazon tiene en Galicia (Es decir, transacciones con destino gallego) aunque hay quien asegura que puede estar cerca de los 90 o incluso 100 millones de Euros anuales. Estas cifras en nuestra comunidad podrían estar provocadas (Estarían por encima de la media nacional por comunidades) por la dispersión de la población, que ha provocado un auge de las ventas por internet y, en ese ámbito, Amazon se ha convertido en el líder indiscutible.

Según los últimos datos publicados, con el cierre de 2016, Amazon habría llegado en España casi a los 900 millones de Euros de facturación global, siendo el portal con mayores ingresos, seguido de El Corte Inglés y Zara, aunque la compañía creada por Amancio Ortega y con sede en Arteixo (A Coruña) cerró el ejercicio con algo más de un tercio de la facturación del gigante de Jeff Bezos.

 

 

Comenta